Monja nepalí cantante. Ani Choying Drolma…

 

Según el tono que yo utilice al decirle buenos días, usted tendrá más o menos predisposición a escucharme.

– Estoy de acuerdo.

– La música y el canto permiten a los que abrir su corazón, es uno de los mejores vehículos para transmitir sentimientos.

– Escuchamos poco.

– Estamos ocupados en que los demás nos escuchen, y eso rompe la comunicación.

– ¿A usted cuándo empezaron a escucharla?

– Soy la hija mayor de una familia de clase media con dos hermanos varones, así que estaba destinada a realizar las tareas domésticas y callar. Preferí ser monja. Lo planteé a los diez años y mis padres aceptaron a cambio de tres años más de trabajo.

– ¿Y el príncipe azul y todas esas cosas?

– Siendo niña decidí no casarme jamás.

– ¿No le gustó lo que vio?

– Las relaciones que viví en casa y la que vi entre mis vecinos eran desalentadoras. La sociedad nepalí es muy machista. Mi padre era agresivo, vi sufrir mucho a mi madre. En la sociedad nepalí nacer mujer significa olvidar cualquier deseo en función del marido y la familia. Los hombres creen que su mujer les pertenece.

– Su padre también le pegaba a usted.

– Sí, nos pegaba indiscriminadamente. Solía usar una vara. Era un enfermo.

– ¿Alcohólico?

– Bebía, pero no era un alcohólico.

– Entonces, ¿enfermo en qué sentido?

– Yo odiaba a mi padre, me pegaba tanto que pensaba que no debía de ser mi padre. Mi maestro, Urgyen Tulku Rinpoche, me pidió que intentara pensar algo positivo sobre él y me di cuenta de que era un hombre que trabajaba muchísimo para darnos de comer; así, poco a poco entendí que él no era feliz y que su rabia era frustración. De ese modo pasé de sentir odio a sentir pena por mi padre.

– ¿Le sirvió de algo?

– Sí, me ayudó a perdonarlo. Él me ha dado la vida, y la vida es preciosa, ese descubrimiento me permitió empezar a amarlo y a cuidarlo. Siento que es mi responsabilidad ayudarlo ahora que se ha quedado solo.

– Tiene suerte su padre.

– Soy yo la que debo darle las gracias, porque si no me hubiera tratado tan mal, no me habría hecho monja ni habría descubierto a mis maestros, ni tampoco que hay cosas buenas en todos los seres. Dos hombres han cambiado mi vida: mi padre y mi maestro.

– Al recibir su compasión, ¿su padre ha cambiado o sigue siendo la misma fiera?

– Ahora tiene más paz.

– Su padre también es budista, ¿qué ha hecho con sus creencias?

– Culturalmente es budista, pero eso no significa nada; las religiones son sólo etiquetas.

Su madre ha muerto hace poco. ¿Qué ha entendido?

– La impermanencia.

– ¿Cuándo descubrió su voz?

– Fue un productor norteamericano que vino al monasterio, Steve Tiggetts. Hicimos un primer CD y tuvo tanto éxito en EE. UU. que decidieron lanzarme al mercado mundial.

– ¿Por qué aceptó?

– La razón inicial fue ver mundo, pero llegó el primer cheque, ¡era muchísimo dinero!, y comprendí que podía realizar mi sueño: la escuela para monjas.

– ¿Y por qué una escuela para monjas?

– Si quieres ayudar a los demás, has de ser capaz de conocer sus problemas, los problemas del mundo, y saber comunicarte. Si podemos tener los mismos estudios que los monjes, seremos más efectivas y prácticas.

– Sí, pero no entiendo por qué no ha fundado una escuela para niñas, monjas o no.

– Estoy preparando mi ejército: estas mojas capaces de argumentar, empleando también la razón, el poder de la compasión volverán a sus aldeas y educarán a las niñas.

– De manera que, para usted, es más importante la educación que la música en sí.

– La música es mi instrumento, tal como la palabra es el suyo. Pero fíjese en que las palabras no son la entrevista… ¿De qué son instrumento sus palabras y mi música…? De su corazón y su mente, de mi corazón y mi mente.

– Así debería de ser.

– La música me permite llegar a lo más profundo de mi ser, sacar lo que hay ahí y transmitirlo a través de ese don que es mi voz.

– Dicen que su voz y su canto curan.

– Cuando me siento triste, confundida o enfadada, rezo. Y rezo cantando mis mantras desde mi alma; eso hace que me sienta mejor. En mis conciertos canto lo mismo que en privado y desde el mismo lugar. Es posible que esa vibración que sale de mi alma haga que los demás se sientan mejor.

– ¿Qué le ha enseñado su maestro?

– A comprender que lo importante es cómo percibes las cosas: si es de manera positiva, el efecto será positivo, y viceversa. A no pensar que el juicio que tú emites es el juicio correcto. A no responder a una injusticia con otra injusticia, al dolor con más dolor. Mi maestro ha nutrido mi corazón.

– ¿Qué merece la pena en la vida?

– Nunca debes hacerte daño a ti mismo, a tu alma. Encontrar el verdadero sentido a tu existencia en este mundo.

– Eso es muy difícil.

– A menudo lo más simple parece lo más complicado, precisamente por ser demasiado sencillo. Todo es muy lógico…

– ¿En qué está pensando?

– Todos queremos ser felices y estar bien, centrémonos en ello: si yo le trato bien, usted sonreirá. Si usted sonríe, yo también sonreiré. Si yo le grito, usted dejará de estar feliz y me tratará mal, y yo le trataré todavía peor. Lo que siento lo transmito y se me devuelve.

Fuente
La Vanguardia

Anuncios
Publicado en: Sin categoría

3 comentarios en “Monja nepalí cantante. Ani Choying Drolma…

  1. gabriela dijo:

    mi nombre es gaby, y he vivido tan poco, y en ese poco me di cuenta de que mi vida esta lleno de desastres, talvez nesesite un buen consejo, o solo salir desde infierno que cada dia me confunde mas, no tengo problemas, como todas las chicas, pero si me siento solo, jamas me enamore y tengo 17 años, no acavo por soñar para que todo en mi vida me salga mal, y la verdad nunca le ise nada malo a nadie, siempre trete de evitar problemas, y los problemas siempre venian a mi, no se como mas salir de esto, no soy feliz, y aun asi creo en la existencia de Dios, por eso quiero entregarme integramente a el, o creo que morire…..

    grasias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s