Diez minutos.. de Alberto Ruiz Rojo

He encontrado este corto en la red y me gustaría compartirlo con vosotros…¿Somos robots o humanos?


       

Anuncios
Publicado en: Sin categoría

3 comentarios en “Diez minutos.. de Alberto Ruiz Rojo

  1. Amanda dijo:

    Este corto “Diez minutos” es un amaravilla, ayuda a ver, a sentir, que estamos creando archipiélagos afectivos. Sólo la apuesta al amor puede crear la amorosidad que nos permite vivir cotidianamente.

  2. McCormick dijo:

    Bueno, como robot sin sentimientos y teleoperador de una de esas odiosas compañias de telecomunicaciones, me ha costao dios y ayuda encontrar el jodido corto, ya que el otro día un flipao me llamó creyéndo que era el hombre enamorado del vídeo, me llamó robot, maleducado, y hasta me querelló y determinó la fecha del juicio en una jodida llamada de un cuarto de hora.

    No es que me sienta ofendido por el contenido del corto, ni mucho menos, simplemente muestra una realidad que no es así ni de coña. Si por motivo no podemos dar un cierto dato, no podemos darlo, aunque se haya perdido la perrita del cliente mientras veían el anuncio del turrón. En donde yo trabajo no puedo hablar de mi vida privada, es obvio que no habría motivos para hacerlo, pero nos recalcan continuamente que tratemos de ser lo más humanos posibles con el cliente, y yo personalmente trato de hacerlo siempre (siempre y cuando no me falten el respeto a mi de entrada sabiendo que yo soy el último mono). En ese video lo único real que se muestra en una llamada operador-cliente son las 4 primeras frases para pasar política de seguridad, y el CallMaster (que es el cacharrito que hay al lado de los ordenadores que es el teléfono que usamos, que por cierto ni lo utilizan en el video). Y entiendo perfectamente que a la gente le pueda parecer un video hiper real y que nos atañe a todos, porque yo también me pongo del lado de la gente como cliente que soy tanto en la propia compañia en la que trabajo como en otras, y se lo que me ofusco cuando llamo por cualquier cosa. Pero si sabes como funciona por dentro, sin dejar de entender al cliente comienzas a entender al hombre sin rostro que está al otro lado. Y por ello puedo afirmar, una vez más y sin miedo a equivocarme, que este video es una solemente gilipollez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s